Ideario del Colegio Claretiano de Trujillo

Presentación:

Ideario del Colegio Claretiano1.1. San Antonio  María Claret, fundador de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos) al reflexionar hondamente sobre la infancia y juventud, recalcó la importancia que la acción educadora había tenido en su vida y se mostró particularmente interesado en el problema educativo.

Durante su estancia en la Corte de Madrid ‑España‑ trató de influir, con todos los medios a su alcance, en los planes de educación.  Aportó, además, ideas originales en sus escritos y en las instituciones que creó y dirigió.  Tal es el caso de las dos Congregaciones Religiosas que fundó y a las que encargó, entre sus ministerios, el Apostolado de la educación.

1.2. Fieles a este espíritu  de su fundador, los Misioneros Claretianos se han dedicado a la educación en el mundo entero y sienten, en los momentos actuales, la necesidad de responder y actualizar los objetivos básicos de su tarea educadora.

Queriendo, pues, ser útiles a nuestra sociedad pluralista, ofrecemos al hombre de nuestro tiempo un Ideal de Escuela Católica, basado en los derechos del hombre, la doctrina de la Iglesia Católica y la propia tradición claretiana.

1.3. Cuatro principios  fundamentan  el presente Ideario que los Colegios Claretianos ofrecen a sus alumnos en el Perú, a los Padres de Familia y a cuantos colaboran en la acción educativa apostólica claretiana.

Todo  ser humano, sin discriminación de ninguna clase (social, racial, filosófica, económica, etc.) tiene derecho a recibir la educación más apta para el desarrollo de toda su personalidad.

Leer completo...

 

 

 

Volver al Inicio